Es muy sencillo arribar a Cancún. Lo complicado, tal y como acontece con todos los lugares del globo, que son similares al paraíso, es abandonar su tibia arena y su hermoso mar turquesa. Reconocido como uno de los destinos turísticos más atractivos del mundo, a Cancún puede llegarse de modo fácil: uno solo tiene que preparar el equipaje, elegir el modo de transporte que más se adapte a las necesidades que se tengan y gozar sin límites de una estancia en este mágico lugar.

Por lo que se refiere a la alternativa aérea, el Aeropuerto Internacional de Cancún recibe cotidianamente cerca de cien vuelos procedentes desde la capital mexicana. El vuelo desde la Ciudad de México a Cancún, dura aproximadamente 1 hora y 45 minutos. También llegan bastantes vuelos desde Nueva York y Miami. El Aeropuerto Internacional de Cancún tiene dos terminales, una dedicada a los vuelos tipo chárter y otra para travesías comerciales localizada a la altura del kilómetro 22 de la Carretera Cancún-Chetumal, a unos kilómetros del área hotelera, el Aeropuerto Internacional de Cancún está considerado como el segundo más importante de México. En el interior del Aeropuerto de Cancún, los viajeros hallarán oficinas bancarias, tiendas de ropa y artesanías, espacios de comida rápida y otros muchos comercios. También se brinda servicio médico permanente.

Llegó el turno de comentar acerca de la opción terrestre para visitar Cancún. Desde la Ciudad de México hasta Cancún, hay una distancia de 1652 kilómetros. Y si bien es un trayecto de 18 horas, es un traslado que brinda la oportunidad de contemplar hermosos paisajes de la Riviera Maya.

Otra ruta terrestre de gran aprovechamiento panorámico es la que conecta a la blanca Mérida con Cancún. Implica una distancia de 300 kilómetros y es recorrida por distintas compañías de transporte de pasajeros, las cuales brindan un servicio de excelencia, con sanitarios, aire acondicionado, asientos reclinables y televisión.

El trayecto por tierra se efectúa de la siguiente manera: primero se sigue la autopista a Puebla y se continúa por esta misma vía con destino a Veracruz. Luego hay que cruzar Puebla y Orizaba. Ya en territorio veracruzano, prosiguiendo en la misma carretera, hay que encaminarse al desvío a la autopista de la Tinaja. Esta autopista nos llevará más allá de Cosoleacaque, Minatitlán. Luego sigue Villahermosa, Santa Cruz, Frontera, Ciudad del Carmen y Puerto Real Champotón. Algunas otras ciudades que se cruzan en el viaje hasta Cancún son: Campeche, Tenabó, Calkini, Unión y Mérida. Desde esta última ciudad, ya es muy sencillo llegar a Cancún en coche, coche rentado o autobús de pasajeros.

Por lo que toca a la alternativa marítima, cabe mencionar que muchos cruceros de renombre internacional atracan en Cancún, haciendo escala en sus rutas por el mar Caribe. Varios de ellos llegar desde Miami, Tampa o Nueva Orleans.