Visitar el pueblo mágico de Valladolid, en el estado de Yucatán, nos brinda la oportunidad de conocer una urbe provincial de cálido y apacible ambiente, que tiene la virtud de conservar de buena manera sus muchos tesoros arquitectónicos de estilo virreinal. Abundante en antecedentes históricos, a Valladolid también se le ha llamado alguna vez la “Capital del Oriente Maya”. 

Uno de sus principales atractivos consiste en aparecer rodeada por vestigios precolombinos qué lucen como en sus momentos de mayor esplendor, mientras que los místicos cenotes que se encuentran en las proximidades atesoran fascinantes misterios. Para visitar estos rumbos del sureste de México, es aconsejable sacar provecho de las atractivas ofertas hot sale de Despegar. 

Y si mencionamos a los cenotes es porque varios de ellos son de gran interés para quienes deseen emprender recorridos turísticos por el entorno de Valladolid. Uno de ellos es el Cenote Maya, el cual tiene 80 metros de diámetro, 22 metros de altura y 24 de profundidad. 

Para visitar este cenote se debe descender por una larga escalera o bien atravesar un largo túnel. Los visitantes hallarán en el lugar una tirolesa y un huerto con plantas de propiedades curativas. Los paisajes en el entorno del Cenote Maya están definidos por el azul turquesa de sus aguas, las cuales generan interesantes brillos al contacto con los rayos del sol. 

Vale la pena dar largos paseos por la plaza principal de Valladolid, misma que comparte su entorno urbano con el Palacio Municipal y la Parroquia de San Servacio. Esta iglesia fue construida en el siglo XVIII y tiene dos torres qué lucen admirables campanarios. Las promociones hot sale Mexico relacionadas con el entorno turístico pueden ser la vía para visitar estos rumbos del territorio nacional. 

Cerca de allí se encuentra otro notable edificio sacro: la Iglesia de la Candelaria, con su pórtico ornamentado con arcos y su antiguo retablo estilo churrigueresco. También es imperdible el Templo de San Roque, edificio que ha sido acondicionado como museo y en donde se exhiben materiales prehispánicos y otros relacionados con la Guerra de Castas y la Revolución Mexicana. 

Por lo que se refiere a la gastronomía local, aconsejamos saborear antojitos típicos como los panuchos, empanadas, tortas de lomito, huevo con longaniza, relleno negro y pan de cazón. Imposible no recomendar también la compra de artesanías tradicionales en Valladolid. Hermosas guayaberas, adornos tallados en piedra, creaciones de talabartería, y muchos productos más podrán ser adquiridos en los comercios que se encuentran en el Mercado de Artesanías local.