Las vacaciones están prácticamente a la vuelta de la esquina. Es tiempo de ir preparando esa travesía para descansar, relajarse y divertirse, que se ha estado anticipando durante todo el año. Hay varios lugares para seleccionar de entre la generosa oferta de opciones que se tienen disponibles en la geografía mexicana. Las playas del territorio nacional se presentan como de los lugares más deseados por los vacacionistas y es comprensible por la belleza natural que tienen, su paradisiaco ambiente y la muy completa infraestructura que nos brindan para tener una experiencia hostelera de primer nivel. En lo que sigue les comentaremos cuáles son las mejores playas mexicanas para la diversión infantil.

Costa Esmeralda en el estado de Veracruz es un auténtico paraíso para el disfrute infantil. Es un corredor turístico que se extiende entre las comunidades de Tecolutla y Nautla. Cuenta con aguas limpias y un oleaje propicio para la práctica de los deportes acuáticos más populares. Numerosas son las playas que sobresalen en este entorno que son excelentes para descansar en plan familiar. Los viajeros hallarán allí rústicos hoteles, bungalows y otras varias alternativas de hospedaje. 

Las Hadas, en el estado de Colima se presenta como la playa más apacible de Manzanillo, famoso destino del Pacífico Mexicano. Prácticamente no se percibe oleaje alguno, por lo cual, los pequeños viajeros y sus acompañantes encuentran en ella una alberca natural muy disfrutable. Sacándole provecho a las condiciones naturales de la zona, se ha instalado una muy completa infraestructura turística en el lugar. 

Sabancuy, en el estado de Campeche, es nuestra recomendación final. Se trata de una playa de apacible ambiente, con aguas cristalinas y poco profundas, características que la vuelven muy disfrutable para el disfrute familiar. Las tradiciones gastronómicas que se cultivan en la región son deliciosas, en especial por la manera en la que se aprovechan los productos obtenidos del mar. 

Playas como las mencionadas cuentan con lo necesario para tener magníficas vivencias vacacionales en compañía de nuestros hijos. No solo son parajes costeros de gran belleza, no solamente cuentan con lugares cercanos muy interesantes, sino, además, tienen disponible para atender a los visitantes una muy completa oferta de alojamiento. Si deciden pasar unas vacaciones en destinos costeros como Mazatlán o Manzanillo, otros imperdibles lugares de playa, les sugerimos hospedarse en hoteles como el  hotel Riu Mazatlán, por cómodo, higiénico y seguro y el Tesoro Manzanillo, uno de los más populares en este destino colimense.